Finanzas de Empresa

Máster. Curso 2016/2017.

Presentación

Las empresas desempeñan un papel fundamental en la economía de un país, constituyendo el motor de su crecimiento económico, y contribuyendo a la generación de empleo. En este contexto las finanzas de empresa son la parte de la economía que se centra en la toma de decisiones de inversión (identificación de oportunidades de inversión y análisis de su viabilidad económica, habitualmente, en términos de rentabilidad), y en cómo conseguir los recursos financieros que necesitan las empresas para su financiación, ya sean generados desde dentro de la propia empresa (y por tanto, vinculada a la política de dividendos) o procedentes de terceros externos a la misma (relativa a la política de endeudamiento). El objetivo fundamental de las finanzas empresariales consiste en maximizar el valor de la empresa para sus propietarios de forma sostenible.

 

Hay que hacer especial mención a las finanzas internacionales, por el papel relevante que desempeñan debido a la globalización de la economía. En las finanzas internacionales están vinculadas las finanzas empresariales y la economía internacional, de tal forma que las empresas a la hora de tomar sus decisiones de inversión y financiación no se limitan a las posibilidades que ofrece el mercado nacional, sino que analizan y estudian también los mercados financieros internacionales, con el objetivo de poder aprovechar nuevas oportunidades y reducir riesgos.

 

En definitiva, las finanzas de empresa se refieren a la administración de los recursos financieros, cómo se obtienen y se gestionan dichos recursos, prestando especial atención a la eficiente asignación de los mismos.

 

 

Dada la importancia de las finanzas de empresa en la economía se considera necesario contar en la Universidad Complutense de Madrid con un título oficial de Master Universitario en Finanzas de Empresa que ofrezca al estudiante especialización en su formación académica, profesional e investigadora, en el área de las Finanzas de Empresa, tal y como se establece en el artículo 2 del RD 56/2005.